Novela 104 - El último de los siete



NÚMERO: 104

TÍTULO: EL ÚLTIMO DE LOS SIETE

SINOPSIS: Pepe Aznar es rechazado por todo el mundo debido a su cobardía por lo que abandona su ciudad, mientras que don Goyo decide venderle unas tierras a Lewis Mascarrott. Este trata de engañar al viejo don Goyo por lo que tratará de vengarse.

PERSONAJES:
+:
César de Echagüe, Doctor De Silva, Pepe Aznar, Tigre López
-: Lewis Mascarott, capitán Renfro

FRASE:

  • El valiente es más esclavo de su valor el cobarde de su miedo
  • Por muy fuerte que sea el golpe que recibimos nunca es tan doloroso como teníamos mientras lo aguardábamos
  • Cuando uno se juega la vida no puede portarse como un caballero

CITAS:

  • Las Liebres nunca persiguen a los perros
  • La riqueza te da temor de la pobreza
  • Dar al César lo que es del César
  • Encender velas a Dios y al demonio

VALORACION: 7

OPINIÓN:
Otra novela con mucho dinamismo y acción, con la que acabo un ciclo de cuatro novelas.

OBSERVACIONES: Es la continuación de “El mensajero del Coyote”, “El ahijado de don Goyo” y “Las angustias de donGoyo”. La acción discurre dos semanas después del final de la anterior novela: “LasAngustias de Don Goyo”.

CAPÍTULOS:
1. La marca de los cobardes
Debido a la adversidad económica por la que está pasando don Goyo está haciendo tratos comerciales con el señor Mascarott. Este trata de comprarle las tierras de Trono Real que en principio parecen no tener ningún valor debido a la ausencia de agua en ellas. Don Goyo accede a vendérselas. Posteriormente se llega a Pepe Aznar para hablar con don Goyo, pero el viejo don Goyo no acepta sus explicaciones y Pepe se marcha de casa de don Goyo.
2. La soledad de un cobarde
Pepe Aznar se encuentra con el rechazo de toda la población. Nan Linton, la novia de Pepe, recibe presiones de sus familiares para que termine con el noviazgo a lo que ella accede. Cuando Pepe Aznar acude a la cita con su novia se encuentra con los familiares de esta quienes le agreden y atan en una zona desierta. Pepe Aznar tiene la suerte de encontrarse con el doctor De Silva viajando con él hacia Arizona.
3. Doctor De Silva
El doctor es un charlatán que vende tónicos por las poblaciones. Es un tipo muy peculiar y le quiere presentar a un conocido a Pepe.
4. Dólares a 50 centavos
El doctor vende tónicos Azteca acompañado por Pepe Aznar quién está disfrazado para que no le reconozcan. Estando en la laguna ven a Mascarott. El doctor y Pepe se dirigen a hablar con Tigre López. Mientras Pepe se retira a su habitación el doctor y Tigre López tienen entre ellos ciertas confidencias. Además el doctor, ya en solitario, recibe indicaciones de un misterioso personaje acerca de Pepe.
Pepe Tigre López y el doctor la Silva van al campo a buscar plantas medicinales. Cerca de ellos está acampado un grupo de personas. Mientras Tigre López y Pepe dan clases de boxeo y buscan plantas medicinales el doctor da Silva se entretiene mirando por un catalejo al otro campamento y haciendo anotaciones en un papel. En un momento uno de los hombres del campamento, el capitán Renfro, se dirige hacia dónde se encuentran los tres hombres y les pide que el doctor da Silva deje de espiarles con el catalejo y a merodear su campamento por las noches. Pepe empieza a sospechar que hay ciertos asuntos turbios en la forma de actuar del doctor Silva. Pepe trata de vigilar la actuación del doctor y una de las noches se produce un tiroteo en el campamento vecino. Al día siguiente aparece el capitán Renfro y le entrega un sombrero agujereado al doctor. Pepe se encuentra desconcertado ante los indicios apuntan a que el doctor espía al otro campamento.
5. El desquite
Pepe Aznar se encuentra en la laguna con los cuatro Linton que se ríen de él con ganas de acabar con su vida. También se encuentra con ellos Nan Linton y su madre. José Aznar acaba peleando contra dos de los hermanos Linton a quienes vence. El último de los tres hermanos Linton y el patriarca quedan con Pepe en pelear en otro momento.
6. La suerte
Se acuerda una pelea con el hijo de los Linton y el patriarca. El hijo decide huir y Pepe Aznar no desea pelear con el Padre, ya que supondría la definitiva separación de Nan Linton. El patriarca consigue que se juegue a la ruleta rusa entre ambos contendientes. Ante la actuación interesada del capitán Renfro el padre de los Linton decide abandonar la pelea. El doctor de Silva le echa en cara al capitán Renfro su actuación interesada en la ruleta rusa. El capitán, seguro de su superioridad con el arma, trata de matar al doctor pero sorprendentemente el doctor saca de forma muy veloz su arma con el que desarma al capitán. Pepe y Nan comprueban que se trata del Coyote disfrazado del doctor.
7. Las justicias del Coyote
Según unos informes, las tierras que don Goyo tiene previsto venderle al señor Mascarott tienen agua y por tanto don Goyo venderá las tierras a Mascarott a un precio superior. La realidad es que en las tierras no hay agua pero sí petróleo. Esto lo realiza Mascarott para tratar de hacer que don Goyo venda más fácilmente sus tierras. La única forma de evitar que engañen a don Goyo es que Mascarott muera antes de que se produzca la venta. Pepe Aznar que ha presenciado el intento de engaño se ofrece para vengarse de Mascarott por la muerte de sus padres y también por el intento de estafa a don Goyo.
8. Emboscada
Renfro se encuentra escondido detrás de una roca con la intención de matar al doctor de Silva. Cuando se encuentra con que el que pasa por el camino es Pepe Aznar aprovecha para vengarse en su persona. Le dispara al caballo. Pepe Aznar se defiende cómo puede con su revólver pero las ventajas son para Renfro que tiene un rifle. Cuando Pepe Aznar se encuentra perdido escucha un disparo que acaba con la vida de Renfro. El autor del disparo es el hermano Linton que se dirige hacia él con una sonrisa.
9. La indignación de Don Goyo
Don Goyo recibe un telegrama que le descubre la verdad. Ha vendido unas tierras de incalculable valor por tener petróleo a Lewis Mascarott. Este se ríe de Don Goyo por haber actuado como un estúpido y don Goyo se va de casa de Mascarott con la promesa de matarle si lo ve. El único trámite que le queda a Lewis es pagar en menos de un mes la parte que le queda pendiente de las tierras. Sin embargo el pago se está retrasando al haber sido asaltada la diligencia en la que venía la carta de pago.
10. Final
Cuando Mascarott sale de la iglesia se encuentra con don Goyo quién le ofrece un duelo. Mascarott le trata de tender una trampa a don Goyo y está a punto de matarle cuando aparece José Aznar y acaba con la vida del asesino de sus padres, salvando a su protector.


APORTACION ADICIONAL:

Los vendedores de medicina del viejo Oeste consistían en un hombre que, viajando en un carro tirado por caballos, vendía tónicos y productos medicinales. Su origen preciso es desconocido, pero fueron muy comunes en el siglo XIX en los EE.UU., aunque continuaron hasta la época de la Segunda Guerra Mundial. Se asocian a productos milagrosos (a veces se los denomina “Aceite de serpiente”) y generalmente se acompañaban de actuaciones diversas.

Fuente: Wikipedia


Novela 103 - Las angustias de don Goyo

NÚMERO: 103 

TÍTULO: LAS ANGUSTIAS DE DON GOYO 

SINOPSIS: Pepe Aznar no tiene intención de vengar a sus padres aunque por las circunstancias se ve arrastrado hacia ese destino. Esa situación genera la irritación de don Goyo. Por otra parte, los asesinos de su padre, creyéndole capaz de ejecutar la venganza tratarán de matar a Pepe. 

PERSONAJES: 
+: César de Echagüe, los Lugones 
-: Lewis Mascarott, Walter E. Beers, Samuel Rowan, Blackie. 

FRASE: 
  • Más vale creer que uno calla por sabio que oírle hablar por tonto 
  • Es malo derribar ídolos 
CITAS: 
  • En la perfección está el aburrimiento 
  • En boca cerrada no entran moscas 
VALORACION:

OPINIÓN: Es una novela muy dinámica, en la que no falta de nada: venganza, traición, duelos y suplantación. La acción es el ingrediente principal de la misma. 

OBSERVACIONES: Es la continuación de “El mensajero del Coyote” y “El ahijado de don Goyo” y tendrá su continuación en “El último de los siete”. 

CAPÍTULOS: 
1. Reunión de hombres famosos 
Mascarott se une a la reunión de los cuatro hombres que quedan de los que mataron a Jesús Aznar. También apareció una imagen suya junto al cartel de los asesinos de Aznar lo que parece indicar que tratan de matar a los responsables de aquel lejano crimen. Acuerdan unir sus fuerzas para perseguir al vengador que creen que debe de ser el hijo de Jesús. 
2. Don César no recuerda nada 
Walter Beers va a ver a don César y aunque el hacendado dice no recordar nada, Beers demuestra ser una persona muy inteligente y perspicaz. Incluso pone sobre la mesa la posibilidad de que don César sea el Coyote. En el momento menos oportuno aparece don Goyo y descubre que su ahijado es Pepito Aznar. Walter sale triunfante de la reunión. Don César tratará de evitar que maten a Pepito. 
3. Una celada contra Benito 
Walter Beers se aprovecha de su red de informadores para saber que el hijo de Jesús Aznar está al cuidado de Benito Caldera. Walter trata de asesinar a caldera utilizando a Blakie. De esa forma, cuando Pepe Aznar vaya al entierro de Benito Caldera podrán matarle. Sin embargo Benito Caldera se da cuenta de la celada y consigue matar a Blakie. 
4. A la caza de Benito Aznar 
Nan Linton y Pepe Aznar estando enamorados, hablan de su situación las familias y la opinión acerca de la venganza de Pepe en el campo. Ella no sabe que creer acerca de que Pepe no sea el autor de las muertes. Cuando Pepe trata de volver a la ciudad descubre que alguien intenta matarle. Es Walter Beers. A pesar de tenerlo inicialmente encañonado, en un descuido Pepe casi recibe un disparo de Beers. Lo realiza el Coyote, quien mata otro de los asesinos de Jesús Aznar. Le aconseja a Pepe que se aleje de California. 
5. Confesión 
Cuando Pepe Aznar llega al poblado donde se encuentra Benito Caldera y un joven pastor llamado Panchito, les cuenta que estuvo presente cuando mataron a Beers. El joven Panchito cuando posteriormente se encuentra ante don Goyo, con un poco de imaginación, le imputa las la muerte a Pepito Aznar. A raíz de las declaraciones de Panchito toda la ciudad piensa que Pepe es el autor de la muerte de Beers. Los demás implicados en la muerte de Jesús Aznar tratan de forzar a Panchito para que les diga donde se encuentra Pepe. Acaban matándole. 
6. La sierra 
Antes de salir de Los Ángeles, Pepe Aznar habla con un periodista para indicarle que la noticia en la que se asegura que mató a los tres asesinos de su padre no es cierta. Le indica que el no mató a ninguno de los tres. Cuando se publica la información que pone en duda la autoría de las muertes, ni Pepe Aznar ni los asesinos de Jesús Aznar se encuentran en la ciudad. 
7. Un hueso muy duro 
Rowan y varios hombres más tratan de cazar a Pepe Aznar. Van en busca de la las ovejas que cuidan Benito Caldera y Pepe. Allí solamente se encuentra Benito quién, dándose cuenta del peligro que le acecha, se defiende matando a varios de los que trataban de acecharle. 
8. Las angustias de don Goyo 
En una de las fiestas quedado César aparece don Goyo para comentar la noticia de su ahijado que se ha publicado en el periódico. Tratará de ocupar el puesto que por supuesta cobardía no ha querido ocupar Pepe Aznar. Hace público que él se enfrentara a Rowan y Meyer 
9. El desafío 
A las doce del mediodía se produce el enfrentamiento entre don Goyo y los dos asesinos de Jesús Aznar. Benito Caldera aparece y trata de ayudar a don Goyo pero éste le ordena que le deje solo. Justo cuando tocan las doce campanadas se produce el tiroteo. Increíblemente don Goyo es infinitamente más rápido que sus contrincantes que acaban muertos. 
10. La irritación de don Goyo 
El auténtico don Goyo se encuentra retenido por los Lugones contra su voluntad. Los Lugones, por indicaciones del enmascarado, lo mantienen así hasta que aparece el Coyote disfrazado de don Goyo. Don Goyo se encuentra irritado por haberse el Coyote inmiscuido en sus asuntos. Sin embargo, el Coyote le obliga a darle su palabra de honor de no revelar la intervención del enmascarado. 

APORTACION ADICIONAL: 

Almirante Edward Vernon 

Edward Vernon (1684 –1757) fue un oficial naval inglés. 

Sus primeras acciones de importancia acontecieron en el marco de la Guerra de Sucesión Española, donde participó en las batallas de Málaga (1704) y Barcelona (1705). 

En noviembre de 1739, al estallar la Guerra de la Oreja de Jenkins contra España, Vernon fue nombrado comandante en jefe de todas las fuerzas navales británicas en las Indias Occidentales. Su primera acción en la guerra fue el saqueo y destrucción de Portobelo, un puerto panameño escasamente defendido que formaba parte de la ruta que seguía la Flota de Indias. Este éxito fue enormemente exagerado por los británicos, que se entregaron a todo tipo de celebraciones y realizaron numerosos homenajes a Vernon, a quien convirtieron en un héroe nacional. 

En 1741 comandó quizá una de las mayores flotas de la historia hasta la flota aliada de Normandía de 1944 (formada por 186 naves y 23.600 hombres,) que tenía como objetivo tomar y destruir el puerto español de Cartagena de Indias, principal puerto del Virreinato de Nueva Granada. Siquiera antes de tomar la ciudad, Vernon envió un correo al rey inglés asegurando que había logrado la victoria, generando una euforia en su país aún mayor que la del año anterior. Pero para su desgracia, lo que consiguió en realidad fue la mayor y más humillante derrota de toda la historia de la Royal Navy, pues perdió 50 naves y 11.000 hombres a manos de una guarnición compuesta por sólo 6 barcos y 3.000 defensores españoles dirigidos por el Almirante español Don Blas de Lezo. Tras otros dos ataques fallidos en Santiago de Cuba y Panamá, Vernon fue sustituido por Chaloner Ogle y se vio obligado a volver a Inglaterra en 1742 para comunicar que la victoria de Cartagena nunca existió. Esto causó tal vergüenza a Jorge II que el propio Rey prohibió escribir sobre ello a sus historiadores. 

Vernon fue relevado de su cargo ese mismo año y expulsado de la Marina en 1746. 

Fuente: Wikipedia
 

Novela 102 - El ahijado de don Goyo



NÚMERO: 102

TÍTULO: EL AHIJADO DE DON GOYO

SINOPSIS: Don Goyo considera preparado a Pepito Aznar para que vengue la muerte de su padre. Sin embargo, el joven no siente deseos de emprender la venganza. La actuación del Coyote, conjuntamente con un colaborador, sustituye al joven en su empresa.

PERSONAJES:
+:
César de Echagüe, los Lugones, Fred Blazer
-: Nick Chain, Nadeau, Keller, Mascarott

FRASE:

  • Desconfío de los hombres honrados.

CITAS:
  • Escapar de la sartén para caer al fuego
  • El que a plomo mata, a plomo muere
  • No hay peor cuña que la de la misma madera

VALORACION: 7

OPINIÓN:
Es la típica trama de venganza dividivida en varias novelas que nos gustan a los amantes de las novelas de Oeste.

OBSERVACIONES: Es la continuación de “El mensajero del Coyote” y seguirá con “Las angustias de don Goyo”. Aparece un antiguo enemigo y posterior colaborador del Coyote, “Diamantes” Wardell.

CAPÍTULOS:
1. Un pueblo tranquilo
En el pueblo de Las Lunas pide una habitación Fred Blazer. Antes de subir a su habitación le detiene un agente de un servicio secreto con la intención de llevarse detenido a Blazer. Don César presenció la llegada de los dos hombres.
2. Un amigo inesperado
Los colaboradores del Coyote liberan a Fred Blazer y lo llevan ante el Coyote. Éste le ofrece colaborar con él para perseguir a los asesinos de Jesús Aznar ayudando a vengarse a su hijo. Con tal fin le ofrece una nueva identidad y le ofrece el puesto de sheriff de Potrero.
3. El pastor de ovejas
El hijo de Jesús Aznar, Pepito Aznar ya tiene edad para vengar a sus padres. Estando bajo la tutela de Don Goyo y siendo entrenado por Benito Caldera, uno de los miembros de la banda de Murrieta. Sin embargo, a pesar de que estar entrenado en el uso de las armas, Pepito no tiene ansias de venganza.
4. Un hombre llega a Potrero
Fred Blazer llega a Potrero bajo su nueva identidad: Frank Benton. Cuando trata de buscar alojamiento descubre que hay muchos casos de extorsión en el pueblo. Por una parte cobran un impuesto a los comerciantes para que no los maten o incendien sus negocios. También consigue la Compañía de Ferrocarril apropiarse de terrenos utilizando métodos abusivos frente a sus legítimos propietarios.
5. Dejadle morir en paz
El campesino Bibiano Palazuelos se niega a venderle a Nick Chain sus tierras. Tras algunas amenazas Nick mata al campesino. Frank Benton se enfrenta a Nick desarmándole y llevándole a la cárcel de la cual sale muy pronto por las influencias de su jefe. En el pueblo de Potrero se respira el temor de los ciudadanos ante las injusticias que se han impuesto.
6. La compasión de una mujer
Frank Nadeau, de la Compañía de Ferrocarriles, se declara a Rosita Castañeda que perseguía a Frank Benton para vengar la muerte de su padre. Ella acepta más por compasión que por amor.
7. Desconfío de los hombres honrados
Frank Benton se cita con Keller y Nadeau de la Compañía para proponerles un plan. Él se ofrece como comisario de Potrero a cambio de un sueldo aparentando ser enemigo de la Compañía. Sin embargo, encontrarán en él a un colaborador. Los representantes de la Compañía dicen que se lo pensarán.
8. Comisario de Potrero
Don César llega a Potrero. Allí se encuentra con algunos ciudadanos que están hartos de ser oprimidos por la Compañía. Estos llegan a la conclusión de qué sería ventajoso para ellos nombrar comisario de Potrero a Frank Benton.
9. La mano dura del comisario
Nadeau le pide al nuevo comisario que imponga una orden en Potrero que prohíba llevar armas de fuego. Benton lo hace a pesar de saber que se pone en un aprieto. Se ve forzado a matar a Chain por no querer cumplir la norma. Rosita Castañeda se acerca a la comisaría para hablar con Benton. Sabe que es Fred Blazer. Se lo ha comunicado el Coyote en un escrito en el cual le pide que colabore con él. Fred Blazer le cuenta a Rosita todos los detalles del día en que murió su padre. Ella le cree. Trata de resolver el misterio en torno a la muerte de su padre y la pepita de unas joyas que tenía depositada el banquero.
10. Un regalo para “Diamantes” Wardell
Frank Nadeau envía unos diamantes a “Diamantes” Wardell. Mientras Frank Benton descubre que la Compañía se hacía con las tierras de los campesinos que firmaban sin saberlo documentos en blanco que después se terminaban de rellenar como si fueran un documento de venta de las tierras. Mientras, llegan al poblado don César y don Goyo. Don César tratará de actuar en favor y en lugar del ahijado de don Goyo.
11. El drama y sus personajes
Se prepara una cena a la que acudirán Rosita, el comisario, Keller, Nadeau y posiblemente el señor Mascarott. Este último se retrasa. En cambio llega el señor de la estafeta de correos que les entrega un paquete. Nadeau reclamó la devolución del paquete que les envió a Wardell. Desde la puerta la voz correspondiente al Coyote le indica que abra el paquete. Se comprueba que son las joyas que buscaba Rosita. Keller, ciego de odio, al comprobar que Nadeau se quedó con las joyas sin decirles a ellos nada le dispara a su cómplice antes de recibir él mismo un balazo. El Coyote deja encima de los dos cadáveres el cuadro de los asesinos de Jesús Aznar iniciando así la serie de venganza.
12. Las alegrías de don Goyo
Don Goyo está exultante al ver que ha comenzado la venganza de Jesús Aznar que el atribuye a su ahijado.


APORTACIÓN ADICIONAL:
Forajidos de Leyenda
En la siguiente web he encontrado una estupenda recopilación de los principales forajidos del Viejo Oeste, que a su vez se ha sacado del estupendo libro de la editorial Nowtilus "Pistoleros y forajidos" de Gregorio Doval.

Billy el Niño 
Se le adjudican veintiuna muescas en el revólver durante veintiún años de vida, lo que ha convertido su mote en sinónimo de ciego desenfreno juvenil. En realidad, el neoyorquino William Henry McCarthy fue un huérfano que comenzó a robar para alimentar a su hermano, que mató por vez primera en defensa propia y que labró su notoriedad pistolera como miembro de “los reguladores”, una de las dos milicias que se enfrentaron en el Nuevo México de 1878 por el control del negocio del ganado. Escapó de la cárcel en numerosas ocasiones e incluso anduvo en tratos con el gobernador Lewis Wallace (quien por entonces redactaba el Ben-Hur que le daría fama literaria) a fin de conseguir el indulto, pero el peso de la ley acabó por aplastarlo. Y lo hizo en la figura del sheriff Pat Garrett, un viejo amigo que no tuvo reparos a la hora de colarse en la habitación de su hacienda y descerrajarle tres tiros, sin mediar palabra y sin perdón, a la que el muchacho asomó por la puerta. Butch Cassidy Mormón del estado de Utah, Robert LeRoy Parker se ganó el apodo trabajando en la adolescencia como “butcher” (esto es, carnicero). Aprendió el oficio de asaltador de trenes y bancos con los hermanos McCarty y, tras pasar dieciocho meses en prisión, lo llevó a esplendores casi inéditos en sociedad con los miembros del Grupo Salvaje en general y con The Sundance Kid en particular. Junto a este último escapó a la presión de la agencia de detectives Pinkerton instalándose en Río Blanco, Argentina, allá por 1901. Pero la pareja no pudo con su sino y, durante los siguientes años, robaron y cabalgaron juntos a lo largo y ancho del continente sudamericano. Así llegó el día de noviembre de 1908 en que, sitiados en una cabaña por la policía boliviana, el primero recibía un tiro en la frente y el segundo optaba por pegarse otro en la sien. La ausencia de tumbas conocidas y las declaraciones de familiares y amigos, no obstante, dieron pie a una leyenda según la cual Butch y Sundance regresaron a Estados Unidos para vivir en paz el resto de sus días. Los hermanos Dalton De los quince hijos que tuvieron Lewis Dalton y Adeline Younger, trece sobrevivieron a la infancia y cuatro, los más pequeños, se dieron al crimen tras constatar lo mal pagada que estaba la estrella de marshal. Bob era de lejos el más violento, pero Grat protagonizó la más célebre anécdota referida al clan cuando escapó de dos agentes de la ley saltando a aguas del río San Joaquín por la ventana de un tren en marcha. Los ferrocarriles, en efecto, se les daban de fábula (en 1891 llegaron a asaltar tres en Territorio Indio), pero el ego los llevaría a cometer dos errores –por lo menos, uno doble-. En octubre de 1892, la banda se presentó en Coffeyville, Kansas, con la intención de atracar simultáneamente los dos bancos de la localidad. Pese a las barbas postizas con que habían disimulado su identidad, un vecino los reconoció. Y el tiroteo consiguiente dejó a un único Dalton con vida, Emmett. Malherido (recibió veintitrés balazos), fue condenado a cadena perpetua; cumplió catorce años a la sombra y se mudó a Hollywood, donde ejerció de asesor de películas del Oeste hasta que llegó su hora, en 1937. Wyatt Earp Tombstone, Arizona, octubre de 1880. Un tiroteo de treinta segundos a la vuelta del corral O.K. se salda con el siguiente parte: por el bando de los Clanton, tres muertos y dos huidos; por el de los Earp, tres heridos (Morgan, Virgil y Doc Holliday) y un hombre en pie, Wyatt, su sombra proyectándose de forma casi mítica sobre la tradición de los servidores de la ley. Cazador de búfalos y de recompensas, en 1876 había acabado ya con los seis pistoleros que asolaban Dodge City. Credenciales que, al mudarse a Tombstone atraído por el bum minero que vivía el lugar, le permitieron “colocar” a su hermano Virgil como marshal mientras él se embolsaba 1.000 dólares semanales como dueño de una sala de juego. Tras el duelo con los Clanton, regentó un saloon en San Francisco, crió purasangres en San Diego, se mudó a Alaska durante la fiebre del oro y llegó a Hollywood a tiempo de que un joven actor llamado John Wayne lo tomara como modelo para sus primeros papeles. Murió a los 81 años a causa de la cistitis. John Wesley Hardin Hijo de un predicador de Bonham, Texas, fue un fanático sudista y racista convencido de que las cuarenta personas a las que asesinó eran “encarnaciones del demonio”. La primera de sus víctimas fue un antiguo esclavo que cometió la osadía de tocar las bridas de su montura; la más recordada, en cambio, un hombre blanco cuyos ronquidos en la habitación de al lado le impedían conciliar el sueño. Antes de ser detenido por los rangers, tuvo tiempo de casarse, concebir cuatro hijos e intentar sentar la cabeza como dueño de un saloon de Alabama. De hecho, dedicó sus dieciséis años en la cárcel a estudiar Teología y Leyes, de modo que, una vez libre, se fue a El Paso para intentar ganarse la vida como abogado. Y en esas estaba cuando el cuatrero británico John Selman saldó una disputa previa disparándole por la espalda. Wild Bill Hickok Como tantos otros aventureros de la frontera, James Butler Hickok fue víctima de la notoriedad que él mismo había fomentado a base de arrojo, sí, pero también de un cierto apego a la exageración. Granjero de Illinois hasta los 19, pasó a conducir diligencias y se ganó el apodo de “salvaje” tras matar a un oso armado únicamente con un cuchillo. Como agente de policía en Nebraska, acabó él solito con tres miembros de la banda McCanles. Fue espía del ejército de la unión, correo del Séptimo de Caballería bajo las órdenes de Custer, sheriff y marshal. Y todas esas peripecias las contó y decoró en una famosa entrevista con Henry Morton Stanley. Las deudas de juego le forzaron a participar en el espectáculo “Exploradores de las Llanuras” de su amigo Buffalo Bill y, en 1876, cabalgaba hacia Deadwood, Dakota del Sur, para ganarse un puñado de dólares en sus efervescentes salones. Por desgracia, los truhanes del lugar desconfiaron de tan lúdica voluntad y, el 2 de agosto, Nariz Ganchuda McCall le pegó un tiro en la nuca mientras jugaba una partida de póquer. Las cartas que Wild Bill sostenía en ese momento, dos ases y dos ochos, se conocen desde entonces como “la mano del muerto”. Doc Holliday Un oficio, una enfermedad y la pasión de los fuertes marcaron la breve existencia de John Henry Holliday. Doctorado en Odontología en Filadelfia, la tuberculosis lo obligó a poner rumbo al seco y caluroso Oeste, donde se dio al juego con la fruición de quien es consciente de tener los días contados. Trabó amistad con Wyatt Earp en Fort Griffin, Texas, y a su lado se mudó a Tombstone, donde participaría tanto en el duelo al sol del corral O.K. como en la catarata de venganzas que siguió al asesinato de Morgan Earp. Falleció en un hotel de Glenwood Springs a los 36 años, tras pedir un vaso de whisky, mirándose los pies desnudos, divertido ante el hecho de que un pistolero tan rápido pero falto de puntería como él fuera a morir sin las botas puestas. Jesse James En 1864, el adolescente Jesse, su hermano mayor Frank y el clan Younger (primos segundos de los Dalton, por cierto) se unieron a la guerrilla confederada de Bloody Bill Anderson. Y tan despiadada resultó su trayectoria que, al acabar la guerra, todos ellos fueron excluidos de la amnistía general. De ese modo nació una carrera delictiva que, convenientemente amplificada gracias a la correspondencia que Jesse mantenía con el director del Kansas City Times, generó un botín millonario y una leyenda de “Robin Hood del Oeste” que poco y nada respondía a la realidad. La simpatía popular, no obstante, creció incluso cuando la agencia Pinkerton mató al hermanastro de los James y dejó lisiada a su madre haciendo estallar una bomba incendiaria en el domicilio familiar. El atraco fallido al First National Bank de Northfield, Minesota, representó en 1876 el principio del fin de la banda. Seis años más tarde, Jesse era ejecutado por la espalda a manos de su amigo Bob Ford. Y es que su muerte tenía un precio: 10.000 dólares. Calamity Jane Tras el fallecimiento de sus padres, Martha Jane Canary-Burke se vio obligada a ejercer de cocinera, niñera, bailarina, lavaplatos, camarera, arriera y prostituta a fin de alimentar a sus seis hermanos menores. Currículo que siguió engordando durante la construcción del Union Pacific (pasa por ser la única mujer que trabajó en el ferrocarril), como exploradora del ejército y como actriz en el espectáculo del Salvaje Oeste de Buffalo Bill. “Calamidad” era aquello a lo que se exponían los hombres que la ofendieran, pero Juanita tenía buen corazón y tan pronto salvaba a los pasajeros de una diligencia de un ataque indio como se arremangaba las enaguas para atender a los enfermos de la epidemia de viruela que asoló Deadwood. En esa ciudad precisamente había conocido a Wild Bill Hickok, el gran amor de su vida, junto a quien acabaría yaciendo a los 51 años por culpa de una neumonía. Ben Thompson Nacido en Inglaterra, Benjamin Thompson emigró a los horizontes lejanos de Austin, Texas, a los 9 años. Su padre, que había sido carne de taberna, se convirtió pronto en carne de saloon, por lo que Ben no tuvo más remedio que salir a la calle para alimentar a su familia. Allí aprendió a pelear (mató a su primer hombre en un duelo de cuchillos), a jugar y a disparar con tal destreza que, en 1875, el New York Sun envió a un periodista a estudiar su técnica con la pistola. Fue teniente en el ejército del emperador Maximiliano de México y marshal en Austin; además, sus balas permitieron rescatar a cinco muchachas blancas secuestradas por una partida india. Centauro del desierto lo mismo que jugador, fue asesinado mientras entraba al Vaudeville Theatre de San Antonio el 11 de marzo de 1884. El día de su multitudinario entierro, por cierto, se descubrió que llevaba años manteniendo económicamente a un grupo de huérfanos.

Fuente: Que-Leer.com